Jacobo deslumbra en First Dates por su capacidad de sacrificio

El comensal asombra por su gran energía para desempeñar varias ocupaciones

El presentador del popular programa de citas, quedó anonadado con Jacobo, un hombre de múltiples ocupaciones, el cual llegó a First Dates buscando el amor. Sobera se sorprendió al escuchar al chico decir que era:  DJ productor, cantante de trap urbano, abogado y árbitro de tenis. “”¿Pero tienes tiempo para todo eso?” exclamó con asombro el conductor del dating show.

En medio de su presentación, Jacobo también quiso compartir sus metas con los presentes en First Dates. “Mi sueño es ser alguien importante en el mundo de la música, ir a la gala de los Premios Grammy y que me den uno por Mejor Álbum de Electrónica o de Trap Urbano por mi proyecto musical”.

Jacobo First Dates
Marta también confesó que su sueño es ser cantante, y lo demostró en el restaurante de Cuatro.

Una cita musical entre Jacobo y Marta, alumbró el restaurante de First Dates

Los comensales de entrada tienen algo en común, la música. Marta comentó en medio de la cena, que también tenia el sueño de entrar al mundo musical. “Soy medio cantante, estoy en proceso, tengo recorrido, pero no he dado el paso que me gustaría, ser profesional y tener un equipo. Antes cantaba pop y ahora, reguetón”.

Ya en la velada, tanto Marta como Jacobo se conocieron más a profundidad y revelaron detalles más allá de la música. Sin embargo la chica quiso sorprender a su cita e interpreto una canción para él. Afortunadamente al comensal le gustó la demostración artística de la chica, y exclamó. “Menos mal que no necesita auto-tune”.

La música los acercó y la misma los unirá afuera de First Dates

En este caso fue la música el factor que unió a los comensales, los cuales vinieron con la fe de encontrar a alguien con quien compartir sus notas y canciones. Luego de la cena, ambos decidieron pasar al privado para tomar el postre y también para hacer la famosa fotomatón. Allí su vínculo se fortaleció y fue determinante para la decisión final.

Llegó la parte más difícil para algunos comensales, pero fácil para otros, como Jacobo y Marta, quienes ya tenían la respuesta más que segura. Ambos coincidieron en darse una segunda cita, y seguir alimentando ese gusto mutuo por la música. Además el chico argumentó, “Nos han faltado muchas cosas de las que hablar, tanto de música como de lo demás”. con estas palabras ambos se marcharon contentos del restaurante de Cuatro.

imanol first dates