Jagoba despellejado en First Dates por la mujer más exigente de la historia

Inconformidad, incomodidad, incompatibilidad, al menos tres de las características de la cita de hoy

El restaurante de Cuatro ha sido testigo de muchas citas que triunfan, otras que pasan, y algunas que fracasan, Hoy fue una de esas en las que los comensales de First Dates no logran compaginar al menos en un 5%, Jagoba fue la victima de hoy al quedar con una mujer bastante difícil y exigente en sus gustos generales.

Así como las apuestas y los juegos de azar hay varios riesgos donde lo puedes ganar todo o lo puedes perder todo. Jagoba no contó con mucha suerte y su cita ha sido un total fracaso. Noemí fue la inconforme de hoy, una administrativa de Cuenca que ha llegado al restaurante más famoso de Mediaset . Ha conseguir un hombre que la entienda en todo.

Jaboga First Dates
Jagoba y Noemí no compaginaron en absolutamente nada, fue una de las citas más incomodas en mucho tiempo

Ni la furgoneta 5 estrellas de Jagoba pudo impresionar a una quisquillosa Noemi en First Dates

El comensal comentó que trabaja como conductor de Ambulancia y que posee una furgoneta. La cual se puede utilizar como un hotel e ir a cualquier parte. “Se le puede sacar un partido increíble y es un hotel de cinco estrellas”. Sin embargo eso no impresionó en lo absoluto a Noemi quien confesó desde la entrada del restaurante la opinión acerca del hombre. “Lo que he visto cuando he entrado… pues no me ha gustado”.

La administrativa fue tan dura con su cita que admitió que ni el nombre de su cita le había gustado. “¿Jagoba?, si hasta el nombre es feo, copón”.  Yo es que soy sincera”. Tampoco le gusto su ocupación y menos por estas fechas. “Fatal porque coge el virus como nada. Vamos a ver, me traes el virus a casa. No quiero virus yo. Que virus tengo yo conmigo bastante ya”.

La sinceridad de Noemí fue el verdugo de Jagoba, que salió con la cabeza abajo en First Dates

La castellanomanchega aplicó toda su sinceridad y fue bastante dura con su cita. A veces la franqueza es una virtud de las personas pero si se utiliza en exceso puede llegar a herir a las personas. Eso fue lo que le ocurrió a Jagoba quien se sintió bastante mal en la culminación de su cita. Además sus comentarios discriminatorios fueron crueles. “Y más ambulanciero porque si fuera un médico en condiciones, pues dices hostia es médico”. comentaba despectivamente Noemí.

La gota que rebozó la copa de la paciencia de Noemí fue uno de los hobbies de Jagoba, el cual es trabajar. “Trabajar, ay copón, ¡Vamos a ver! Ahí sí que me ha matado. O sea que ¿tú tienes de hobbie trabajar? Mátame camión”. expresó con asombro desagradable la mujer. La decisión de una segunda cita no había ni que preguntarla. Todo estaba claro desde que la mujer entró al restaurante.

cuatro día carreteras