Diego Pablo Simeone quiere contar con el mediapunta colombiano la próxima temporada y espera que el futbolista mueva ficha para forzar su salida

Jamés Rodríguez se ha cansado de su situación en el Real Madrid. El centrocampista colombiano no entra en los planes de Zinedine Zidane y el propio entrenador confirmó en rueda de prensa que fue el propio futbolista quien pidió ausentarse de la convocatoria. Y esta situación quiere aprovecharla el Atlético de Madrid.

No es ningún secreto que Diego Pablo Simeone quiere contar con James Rodríguez para la temporada 2020/2021. Del mismo modo, el jugador también ha manifestado su deseo por enrolarse en el club rojiblanco, algo que estuvo a punto de producirse el pasado verano, pero el Real Madrid frenó la situación.

James Rodríguez
James Rodríguez pidió a Zidane no entrar en la convocatoria

Florentino Pérez prefiere vender a James Rodríguez a un club extranjero

Tal y como confirmó el jugador colombiano recientemente, intentó salir del Real Madrid el pasado verano, puesto que sabía que no entraba en los planes de Zinedine Zidane. El equipo que más insistió en James Rodríguez fue el Atlético de Madrid, pero finalmente el club blanco desestimó vender al futbolista a un rival directo.

Es por eso que el Real Madrid buscará dar salida al mediapunta en el mercado de fichajes y se priorizarán las ofertas de clubes extranjeros. Varios equipos de la Serie A y de la Premier League andan tras sus pasos, pero James Rodríguez tiene decidido en el club que quiere jugar la temporada 2020/2021.

James Rodríguez
El Atlético de Madrid espera que el jugador colombiano fuerce su salida

James Rodríguez tensa la cuerda

El precio de James Rodríguez no ha parado de decaer. Desde que el Real Madrid lo comprara procedente del Mónaco, su valor ha caído considerablemente. Más aún tras la pandemia, por lo que el Real Madrid pedirá una cifra cercana a los 20 millones de euros para todo aquel que quiera hacerse con sus servicios.

No obstante, el Atlético de Madrid esperará a James Rodríguez hasta el último momento y confían en el que el jugador fuerce su salida a un precio muy inferior al marcado. Así, el Real Madrid no tendrá otra que regalar al futbolista para deshacerse de su alta ficha, la cual es superior a los siete millones de euros anuales.