Arturo Valls se queda boquiabierto en el último programa

Las tardes de Antena 3 siguen siendo territorio de ¡Ahora Caigo! y no parece que Arturo Valls vaya a dejar que le quiten el puesto. Un programa que lidera su franja horaria con una audiencia increíble. Mucha culpa de ello lo tienen los momentos divertidos que provoca el presentador, aunque no siempre gusten a todo el mundo.

Conseguir ser el participante central y batir al resto de concursantes es el objetivo final de toda persona que llega a ¡Ahora Caigo! Hacer esto posible le hará llevarse una suma de dinero importante para poder hacer frente a unos sueños que muchos comentan durante su participación. Además, este dato también le sirve a Arturo Valls para indagar más en el concursante.

¡Ahora Caigo!

Infinidad de personas han pasado ya por el plató de ¡Ahora Caigo! y más aún quedan por participar y, en el mejor de los casos, evitar que su trampilla se abra para ser devorado por la bestia que vive bajo el plató. Esta era también la intención de Yoli, una participante que iba al programa con la lección aprendida y dispuesta a todo por conseguir el premio final.

Durante el programa, Arturo Valls realiza preguntas a los participantes para así aliviarles el nerviosismo propio de estar en ¡Ahora Caigo! Con esas preguntas, el presentador suele realizar comentarios relacionados, salvo que le sorprendan como sucedió con Yoli. Y esta situación no suele pasar a menudo.

Yoli se disponía a resolver una prueba más de ¡Ahora Caigo! cuando desveló una afición que tiene esta joven. Más que afición es una forma de vida porque ella tiene en casa animales muy extraños, pero su gran ilusión era llevarse el premio final y así poder permitirse el tener más animales curiosos junto a ella.