Jefe de El Chiringuito demuestra el teatro de Jordán con imágenes exclusivas

Pedrerol lo dice todo sin utilizar palabras

Dicen que una imagen vale más que mil palabras y así lo demostró el presentador de El Chiringuito al analizar el incidente con Joan Jordán en el BetisSevilla. Pedrerol se limitó a difundir unas imágenes exclusivas en Jugones que relatan cómo se produjo todo.

Antes de nada, como es lógico, Pedrerol criticó y censuró el lanzamiento del palo. Los ultras deberían tener prohibido el acceso a cualquier recinto deportivo y el registro a las puertas debería ser exhaustivo. Pero una vez dejado claro su punto de vista, pasó a analizar la situación.

Betis - Sevilla
Imagénes del momento del mareo de Joan Jordán

El fatídico minuto 39

Corría el minuto 39 de la primera parte. Córner a favor del Betis. Nabil Fekir se inventa una maravilla. Una parábola perfecta que envía el balón directo a la escuadra. La grada estalló de júbilo y en ese momento un palo impactó con Joan Jordán. El árbitro estaba justo delante y lo vio perfectamente.

Tras llevar el objeto al delegado de campo para que conste en acta, el colegiado se dirigió al jugador del Sevilla, que le responde claramente que está bien (se ve en las imágenes). Sin embargo, ya se estaba disputando otro partido. Lopetegui iba con todo a evitar que se siga jugando. “No se puede jugar, no se puede”, le insistía al colegiado.

Presentador de El Chiringuito no se traga lo de Joan Jordán

Viendo que el árbitro no se decidía a suspender el partido, Lopetegui se dirige a Joan Jordán en una conversación grabada por El Chiringuito también. No se sabe qué le dice, pero en ese momento Jordán comienza a tocarse la cabeza, dice que está mareado y se sienta en el césped.

Automáticamente el árbitro pide a todos los jugadores que abandonen el terreno de juego a la espera de confirmar la suspensión del encuentro. Habían pasado más de 7 minutos desde que Jordán recibe el impacto, admite que está bien, y de repente se marea. La cara de Pedrerol al final del vídeo lo dice todo… sin palabras.

detención chiringuito