Joan descarrila en ¡Ahora Caigo! con el fallo más absurdo de la historia

Arturo Valls, no ha podido salir del asombro al saber que su participante no supiera datos básicos de la Biblia

Desde los inicios de Ahora caigo, el programa siempre ha mostrado a los televidentes concursantes con historias un poco controvertidas y hasta polémicas y este sería el caso de Joan, quien al momento de incursionar en la producción dejó claro a todos que su nombre era Joan y que no lo confundieran con Juan.

“Hola buenas, me llamo Joan, no Juan. Que a veces la gente se confunde y se me hincha una vena…”, dijo el concursante en su presentación. Valls en su tono habitual de ironía recalcó que es que “la gente, confundir Joan con Juan, qué asco de verdad”. Pero esto no fue lo realmente sorprendente.

¡Ahora Caigo!
La sorpresa de Arturo Valls y ¡Ahora Caigo! con una Joan

La pregunta que todos los fanáticos del programa suponían que el concursante iba responder rápidamente

Sin embargo, Ahora caigo transcurría de la mejor manera hasta que llegó una pregunta algo confusa para el concursante. EL presentador se dirigió a Joan y le preguntó: “Es uno de los apóstoles de Jesús”. En las cuatro casillas bajo la pregunta, cuatro letras: “U”, “N”, “J”, y “A”. Pero Joan no atinaba.

“Juna”, “Unja”… Los espectadores y el público en general ya empezaba a llevarse las manos a la cabeza. “Me van a matar”, explicaba nervioso Joan, que seguía de igual forma intentándolo a pesar de todo, “Nuja, Janu, Anju, Naju”. Merche, la concursante en el centro mantenía una cara de incredulidad ante lo escuchado.

En Ahora caigo, a Joan solo le ha quedado disculparse con su presentador y los televidentes

“No he leído la Biblia, lo siento”, se disculpaba Joan cuando sólo le quedaban siete segundos para responder. “Soy agnóstico”, decía. Incluso en los últimos tres segundos el realizador quiso echarle una mano e hizo zoom sobre la pegatina en la solapa con su nombre. Incluso otros concursantes sólo podían tapar su cara.  

“No te puedo creer”, decía Arturo Valls sin salir de su asombro, mientras Joan, se disculpaba de nuevo: “Es que no he leído la Biblia”. “Estábamos buscando apóstoles de la Biblia y tú estabas hablando de personajes de manga japoneses” le dijo Arturo que seguía incrédulo ante esas respuestas que nadie esperaba.

Belén Esteban