Jornada 34: F.C. Barcelona-Real Betis… por RICARDO ZAZO

- Asegurar la Liga: Volver por los fueros en la Liga tras recibir siete goles del Bayern. Cambio de chip, buscando cuatro puntos que te den la Liga, una Liga más que merecida donde el Barça ha sido solvente, más allá de su juego. Sin Messi en el XI, con Adriano formando pareja de centrales con Piqué, batuta para Xavi. Arriba Tello, Alexis y Villa como nueve, extremos profundos y abiertos, con Villa de nueve y espacio para Iniesta. Portería para Pinto tras la baja de Victor Valdés por una fascitis plantar.- Relamiendo heridas: Y en el primer minuto, con el Barcelona pensando en el Bayern, gol del Betis. Error de Pinto en la salida que destroza a Song y la defensa blaugrana que se colocaba en despliegue. Error de cálculo de Song saltando y de Adriano dejando su espalda libre sin darse cuenta de la llegada de Pabón. Es Adriano un central atípico, más rápido que Abidal pero sin la sobriedad de éste. Complicado resulta que Adriano pueda hacer su reconversión.- Sostienen Piqué e Iniesta: Ante el planteamiento del Betis que rechaza la salida de balón de Xavi, Iniesta se convierte en el amo y señor del mediocampo. No sólo viene a pedir el balón, sino que además se incrusta a la espalda de los medios rivales. Este profundo conocimiento del juego es apoyado por Piqué, espectacular en el corte el otro día frente al Bayern (gol en propia puerta incluido) e imperial conduciendo el balón para generar superioridades. Al son de lo que le marca Iniesta, Piqué puede avanzar desde la defensa para generar superioridad, lo cual aprovecha Xavi para ir apareciendo poco a poco.- Pepe Mel y su plan: Mel es un gran entrenador. No sólo ha conseguido sacar rendimiento a su plantilla año tras año, sino que la ha hecho reconocible a su imagen y semejanza. El Betis de Mel puede ser el equipo que más contacto tenga con las convicciones de su entrenador, una simbiosis perfecta de lo que demanda el equipo en cada momento. Tapar la salida de Xavi, presión arriba, para después con Beñat buscar equilibrio, y profundidad con Vadillo. Tiempos medidos de manera adecuada en un equipo que aspira a meterse con todo merecimiento en Europa.- Huracán Messi: Nada más empezar la segunda parte, Messi sale a calentar. Parece que Villa lo nota, pues anota el gol que se le había negado en la primera parte  justo antes de ser cambiado. Ha quedado claro que este Villa post-lesión ha perdido explosividad y vive de su olfato de gol. Justo lo contrario que Alexis, dinámico en el desmarque y la asociación, y cada vez con más fortuna cara al gol. Pero todo lo cambia la sola presencia de Messi. El rosarino envuelve el partido en su zurda, con dos lanzamientos de falta, uno gol, el otro al larguero, y aterroriza al Betis, incapaz de volver a morder más allá de las escaramuzas. La imagen de Leo enfadado tras regatear a cuatro rivales en el minuto 92 con el partido decidido es la muestra de su hambre competitivo. No se conforma con lo que tiene y así es imposible que nadie le haga sombra.- Un punto más: Trota el Barcelona de Tito hacia su primera Liga con el aire de los que vienen trasquilados de la guerra. Muchas son las dudas que aparecen en el horizonte y tiempo habrá de analizarlas con paciencia. Ahora, la conquista de la Liga es prioritaria.RICARDO ZAZO / ricardozazo.blogspot.com.es
¿Quieres compartir la noticia?
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on facebook
Ultimas noticias en Elgodigital
La Real Sociedad estudia 2 alternativas a Mario Hermoso
Tras desplumar a la Real Sociedad Bielsa va a por el Levante UD
Jorge Mendes coloca en el Valencia CF al próximo jugón portugués