José Fernández está dispuesto a vender sus acciones del Sporting