José Luis Mendoza, el mecenas del deporte que quiere evangelizar el mundo