Juanlu: «Por más que se remueva la mierda no va a oler, porque el vestuario está limpio»