Jubilación prematura de Piqué en el FC Barcelona afecta al Athletic

El FC Barcelona pretende formar con Unai Núñez y Matthijs de Ligt en 2021

Cambio radical en la planificación defensiva del FC Barcelona. Tras evaluar los técnicos a Jean-Clair Todibo, se ha tomado la decisión de apostar por el joven francés como cuarto central. Finalmente Gerard Piqué, Clement Lenglet y Samuel Umtiti serán los cuatro integrantes del centro de la zaga.

El único refuerzo defensivo en el que se trabaja es en un recambio para Jordi Alba. El elegido habría sido Junior Firpo. Con el lateral del Betis se daría por cerrada la defensa para la temporada 2019-2020. Se estime que sea una de las últimas ya de Gerard Piqué al frente de la defensa, que podría sufrir una gran transformación el próximo verano.

Gerard Piqué

Es evidente que gran parte de culpa en este cambio de planificación la tiene la Juventus de Turín y el polémico representante Mino Raiola, artífices principales para que finalmente Matthijs De Ligt se haya comprometido con el conjunto italiano. Sin embargo, el FC Barcelona todavía juega una carta que ha quedado abierta en su contrato.

Y es que la cláusula del holandés es de 150 millones de euros, una cantidad asumible en el futuro. Desde el FC Barcelona se confía en que los éxitos próximos del conjunto azulgrana y la amistad con De Jong, hagan cambiar de pensamiento a De Ligt. La idea es pagar su cláusula en 2020, momento en el que Gerard Piqué tenga obligatoriamente que ir pensando en una retirada. Y junto al holandés se quiere juntar a Unai Núñez, joven central del Athletic. Y de esa forma asegurar una pareja para muchos años.

© Copyright 2019 GOL digital ·