Judith sin filtro en First Dates al hablar de sus gustos más íntimos

La gerundense confesó que su único problema en el sexo es que no tiene límites

Llegó el día en que Judith visitó el restaurante más famoso de España y donde cupido se la pasa merodeando, el de First Dates. No más en su presentación, la gerundense explicó uno de sus dilemas en lo íntimo. “Me encanta follar, de todas las maneras y en todas las posturas. La gente me dice que soy muy ninfómana y eso es verdad, pero es un problema. Al serlo, no tengo ningún tope, siempre quiero más”.

Además de que se fogoso y le guste el sexo sin control, Judith busca un hombre que sea buena persona, es lo más importante. También que trabaje, que yo me mantengo, no me hace falta nadie”. Luego añadió, “También que sea romántico y le guste la fiesta, que me encanta bailar. Si tienes dolor de cabeza, perreas, bailas un poquito y te lo quita, es como un paracetamol“.

first dates Judith
Desde que Judith vio a Gustavo, quería tocar su pecho y en la hora del baile aprovechó.

Judith quedó fascinada con el físico de Gustavo en su primer vistazo en First Dates

Y entonces llegó Gustavo, un chico con figura atlética y esbelta que dejó como una moto a la gerundense. Ella exclamó, “el jersey que lleva me gusta porque se le nota el cuerpo. Se lo comía todo con nata y chocolate. Además, el acento gallego me pone burra”. El comensal destacó que lo que más le gusta de las mujeres es su pecho, pues es también lo que más le gusta de si.

“Me gusta mi pecho porque lo tengo muy entrenado y llevo un tatuaje muy grande. También lo usan para dormir”. Cuando tocaron el tema íntimo los dos parecían estar de acuerdo, hay que tener sexo a diario. “A una persona que no me vaya a echar un polvo no le quiero, eso sí, hay que conocerse, tener mucho cariño, pero hay que follar. Si no, ni se alivian los dolores, ni el dolor de cabeza, ni nada” sentenció Judith.

A pesar de compartir el sexo como un factor esencial en una relación, se dio un resultado inesperado en First Dates

La química que demostró Judith y Gustavo parecía fluida y se veía que había futuro entre ambos. Tanto fue así que el comensal confesó. “Me excitan los besitos en el cuello, las cachetaditas y cosas así… Tipo 50 sombras de Grey. Me gusta el sexo duro”. Esto animaba cada vez más a la gerundense que ya se lo imaginaba sin ropa.

Lo cierto es que algo pasó en la decisión final, y la gente quedó estupefacta con el resultado. La chica inició diciendo que si le gustaría tener una segunda cita pues. “La cena ha sido muy corta, no he podido comer casi, y me gustaría seguir conociéndole”. Cuando ella esperaba el sí de Gustavo, el chico la sorprendió con un no. ¿La razón? “Su físico y la distancia me han echado para atrás”.

Otra de las citas marcadas por el sexo fue la de Indiana y Silvia

First Dates ha contado con Indiana como una de sus elegidas, pero en esta ocasión no ha sido la protagonista. La gran protagonista de la cita ha sido Silvia, quien desde un primer momento ha acaparado toda la atención de los comensales por sus confesiones. Unas confesiones que han generado todo tipo de comentarios y reacciones en las redes sociales, donde han seguido con mucha atención la cita.

Nada más llegar al programa de Cuatro, Silvia se presentó como una chica que comenzó siendo heterosexual, después fue bisexual y actualmente es lesbiana. De este modo, la elegida por First Dates para tener la cita con ella fue Indiana, quien era todo lo opuesto. Y es que ella era una chica mucho más reservada, menos extrovertida y, por supuesto, con una vida sexual mucho menos ajetreada.

First Dates acabara todas las miradas por las confesiones de Silvia

Desde el primer momento, Silvia acaparó toda la atención. Lo hizo asegurando que ha experimentado todo en el ámbito sexual, pero lo realmente llamativo fue la cantidad de chicos con los que había estado. Y es que, como llegó ha asegurar, había estado con más de cien chicos, pues lo apostó con una de sus amigas para ver quién de las dos se enrollaba con más. Y para ello se fueron a unas islas.

Como era de esperar, esta confesión dejó sorprendido a Carlos Sobera, que no supo como reaccionar. Tampoco Indiana, que desde el primer momento se mostró muy tímida. Algo que dejaba entrever que el final de la cita no iba a ser positivo, pues había notables diferencias entre ambas. De hecho, esto lo perfección Silvia desde el comienzo de la cita, pues aseguró que no iban a encajar.

Indiana no termina de convencer a Silvia en First Dates

Pese a los intentos por acercar posturas, Silvia terminó confesando en First Dates que, pese a que la llaman la ‘tigretona’, no ha tenido que sacar el tigre con Indiana porque tiene mucha vergüenza y timidez, no había nada que comer. Asimismo, aseguró que es una inexperta en la vida, de modo que la parecía estaba destinada, desde un primer momento al fracaso. Un fracaso que se confirmó poco después.

Poco después, tanto Silvia como Indiana se enfrentaron a la decisión final. Una decisión final que estaba clara desde el primer momento, pues ninguna había terminado de gustar a la otra. De este modo, tanto Indiana como Silvia decidieron no darse una segunda oportunidad y se marcharon por separado del restaurante de First Dates, donde toda la tención la acaparó, sin lugar a dudas, la ‘tigretona’.

Idol Kids camarón