Juego sucio del Atlético advierte al Getafe CF de Bordalás (golpe letal)

El conjunto colchonero muy interesado en varios azulones

El Atlético de Madrid es uno de los equipos que más está aprovechando la cuarentena para planificar la próxima temporada. Desde el club colchonero saben que este verano van a perder a futbolistas muy importantes y por eso ya están moviendo ficha, en esta ocasión contra un Getafe CF donde hay dos futbolistas entrenados por Bordalás que gustan especialmente.

El primero de ellos no es otro que Djené Dakonam. El central togolés sería el elegido para reforzar la zaga colchonero en caso de producirse alguna salida como la de Savic o Hermoso. Su cláusula de salida es de 35 millones de euros, una cifra de la que el conjunto azulón ya ha dejado claro en varias ocasiones que no va a bajar.

Bordalás Getafe CF

Pero además de Djené otro jugador del Getafe CF que gusta mucho a Simeone es Marc Cucurella, al que pretende dar libertad absoluta en la banda izquierda actuando tanto de lateral como de extremo. El objetivo es que sea competencia directa para Lodi y que además puede actuar en muchas ocasiones por delante del brasileño gracias a su polivalencia.

La continuidad de Adán en el aire

Hace apenas unas semanas que se venía hablando de forma agresiva acerca del suplente de Oblak en el Atlético de Madrid. La amenaza de partida del madrileño Antonio Adán prendió las alarmas, y los llevó a pensarse muchas cosas en cuanto a la planificación y llenado de su cupo. Varios nombres salieron a escena, pero ahora todo se ha calmado debido al posibles impacto por la crisis del coronavirus.

Djené Atlético

Misteriosamente la directiva colchonera parece haber cambiado de opinión, y han delegado en Adán el hecho absoluto de mostrarse como la alternativa más indicada. Su experiencia y calidad, además de la aceptación del rol, le hacen convertirse a título institucional como la mejor de las maniobras, incluso con nombres de la talla de Marko Dmitrovic (Eibar) o José Sá (Olympiakos) merodeando día a día.

Adán es para los jefes la pieza perfecta en este rol, la única con la capacidad de aceptar su puesto y de responder de gran forma cuando le exigen. El tema es que al parecer el jugador está un poco escéptico, y ha dejado a consideración algunas peticiones al club. De momento no hay revelaciones oficiales, pero como va todo, se indica sigue el camino correcto.

Síguenos en Google News

Marcos Llorente