Jugada maestra de Verónica en Masterchef 10 la coloca en la final

La aspirante decidió nuevamente no utilizar el pin de la inmunidad

Dicen que de los errores se aprende, pero ha quedado demostrado que Verónica en Masterchef 10 no lo ha hecho. Así lo hemos visto en los dos últimos programas, pues la aspirante volvió a cometer los mismos fallos. No obstante, y pese a que sufrió de nuevo para seguir en el talent culinario, la jugada le salió a la perfección pues consiguió mantener su gran ventaja: el pin de la inmunidad.

Un pin de la inmunidad que fue el gran protagonista del programa, especialmente en la última prueba de la noche. Y es que todos sus compañeros querían, de cualquier modo, quitarle esta ventaja. Pero nuevamente Verónica hizo todo lo posible por mantenerlo y le salió bien. Y es que, como pudimos ver, no fue la expulsada, de modo que pese a sufrir sigue teniendo esta ventaja.

Verónica Masterchef
Verónica, de nuevo muy cerca de la expulsión

Verónica, perseguida en Masterchef 10

Desde el anterior programa, en el que Verónica no soltó el pin de la inmunidad y estuvo a punto de ser expulsada, sus compañeros no dejaron de comentar que querían quitarle esta ventaja para estar todos en igualdad de condiciones. En el programa del pasado lunes estos comentarios volvieron a estar presentes y sus compañeros idearon una estrategia para conseguir arrebatárselo.

En la última prueba de la noche, los salvados tuvieron una importante ventaja, pues en su poder tenían las recetas de los que se jugaban la expulsión. Para perjudicar a Verónica, Patricia eligió que su receta la tuviera David, pues sabía que la iba intentar perjudicar en todo momento. De este modo, esperaba que soltara el pin de la inmunidad. Pero pese a todo esto la aspirante no lo hizo.

La jugada maestra de Verónica en Masterchef 10

En el primer tramo de la prueba, David le estuvo dando instrucciones falsas. No obstante, posteriormente le dio toda la receta y le enseñó cómo debía quedar el emplatado. Con esto, Verónica consiguió completar su elaboración, la cual aparentemente no quedó del todo mal. Sin embargo, la opinión de los jueces la puso en peligro, pues fue una de las aspirantes que peor veredicto obtuvo.

Finalmente, como pudimos ver, el elegido por los jueces fue Luismi, quien tuvo que abandonar las cocinas. Ahora estamos a tan solo tres programas de la gran final y Verónica es una de las favoritas. Y es que como poco la veremos en los dos próximos programas, pues pronto utilizará su pin de la inmunidad para asegurarse, como poco, obtener la chaquetilla de Masterchef 10. Una chaquetilla que se merece por el nivel mostrado.

Yulen Supervivientes