Jugador del Athletic se tatúa a los Súpercampeones

Fue pillado en el banco de los suplentes exhibiendo su última locura el fin de semana

Iago Herrerín, portero del Athletic club de Bilbao fue sorprendido por las cámaras el fin de semana sentado exhibiendo su último tatuaje, una escena de la famosa serie animada Súpercampeones. Se trata de una afición decantada de toda su vida, de la que admite creció viendo y de la que se ha declarado fan absoluto, al punto de cristalizarlo con una de sus otras pasiones, marcar su piel con tinta. Fue en el juego ante Osasuna que han acabado perdiendo.

Curioso, y muy resonante ha resultado este hecho. Y es que Herrerín parece que se ha tomado muy enserio esta nueva moda de rayar la piel. Tiene varios simbolismos, incluido un león que representa al club en una de sus manos, que de hecho públicamente ha afirmado es el que más le gusta. También tiene tatuajes grandes como la última cena en su pecho, y ahora en su pierna izquierda el mencionado.

Iago Herrerín

Es un homenaje, se trata de una recordación que para muchos es exagerada y para otros tantos despierta mucha admiración. En la obra se puede ver a los protagonistas de la serie, el habilidoso delantero Oliver Atom, y el portero que quizás sea el que más le atraiga, Benji Price. Orgulloso y sin medias ha dejado ver, se ha robado la atención por un momento y muy casual ha dejado caer el tiempo en cámaras.

Garitano al rescate

Pasando la hoja de lo evidente y salido del plano deportivo, el club vive un momento bien complejo. Gaizka Garitano ha perdido el rumbo y de momento se encuentra en una delicada situación. Ha vuelto a perder, esta vez en campo del Alavés con una nueva muestra de debilidad defensiva que le dejan muy mal parado en la tabla general.

Lejos de las posibilidades de alcanzar cupos europeos, ven como se les está pasando la temporada sin lograr algo sustancialmente favorable. Les queda la Copa pero un paso en falso y se quedan por fuera de la gran final. Se lo juegan todo el próximo jueves en la cancha de Granada, partido de alta tensión no solo por la instancia, sino por el escándalo que ha rodeado el primer choque.

Gaizka Gartitano

Herrerín como su entrenador espera su oportunidad para certificar los créditos, cree estar en perfectas condiciones aunque sepa que por ahora es complejo por el nivel de Unai Simón. Sea como sea no se pueden dar el lujo de desconcentrarse, LaLiga está perdida y la Copa del Rey es su última esperanza. De no lograrlo las consecuencias podrían ser desastrosas. Hay que seguir de cerca este tema.

Síguenos en google news

Temas:
¿Quieres compartir esta noticia?
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on telegram