Kevin arma pitote en First Dates con su abuela como Celestina

Una ayuda familiar del comensal que surtió efectos

Hoy es de esos capítulos atípicos de First Dates donde no vemos lo clásico y los mismos clichés sino algo novedoso como lo que hizo Kevin. Uno de los comensales que llegaron al restaurante Cuatro donde Sobera los esperaba para el correspondiente protocolo de iniciación y presentación.

Kevin pensó correcto llamar a su abuela, la persona con la que se crio y creció para que le echara una ayudita en la cita. Pues la mujer longeva sabía a la perfección como era el comensal, sus virtudes, fortalezas y gustos. Una gran estrategia que casi nunca se ve. Roberto su cita en esta ocasión no lo podía creer.

Kevin First Dates
Roberto se mostró muy contento al hablar con la abuela de Kevin en First Dates

La gran estrategia de Kevin que dio frutos con Roberto en First Dates

Los dos comensales procedieron a compartir la velada después de una breve presentación con Carlos Sobera. Tanto Kevin como Roberto son dos chicos muy diferentes y aquí era el escenario para comprobar la teoría de los polos opuestos. En ese momento el primer chico recibió una llamada de su abuela y por ello tuvo que ausentarse por unos minutos.

Cuando volvió a la mesa, Roberto le propuso llamar juntos a la abuela para saludarla y de paso conocerla telefónicamente. “Así la conozco, sorpréndeme” exclamó Roberto. Por su parte Kevin no dudo y le gusto la idea de presentarle a su segunda mamá. “Abuela mira con quién estoy, con mi cita” dijo con emoción el participante.

El momento emotivo de Kevin, Roberto y la abuela en First Dates

Después de lograr contactar con la abuela de Kevin por videollamada, Roberto se presento para saludar a la anciana. El objetivo del comensal era conocer más de su cita pero desde la perspectiva familiar pues su abuela es la persona más capacitada para dar referencias honestas del muchacho. “Cuéntame algo de su nieto”, la abuela describió a su nieto como lo mejor que le puso pasar.

Pero también dio detalles sinceros “Mi nieto es muy cariñoso, respetuoso, le gusta mucho la juerga y pasárselo bien”. Ante la risa nerviosa de Kevin con algo de vergüenza. Roberto disfrutó de la grata compañía de la abue. La decisión final se reflejo en lo maravilloso que la pasaron. Al final los comensales decidieron por unanimidad dar el siguiente paso.

Revilla