Kevin Pariente: Un perfecto recambio para las segundas partes del filial