La agresiva estrategia de Javier Dávila en Pasapalabra puede dar un susto a Pablo

Los espectadores tienen claro quien es su preferido para ganar el millonario bote del programa de Antena 3 por su actitud

En los últimos meses, Pablo está recibiendo gran cantidad de críticas por la estrategia que utiliza en Pasapalabra. Una estrategia que no gusta nada a los espectadores, que en repetidas ocasiones así lo han hecho saber en redes sociales. Ahora, las críticas a Pablo han vuelto a tener lugar.

Y es que el concursante, a pesar de ser el primero en la historia del formato en alcanzar los 200 programas, no ha conseguido eludir las críticas. De hecho, también es, presumiblemente, el más odiado por los espectadores en toda la historiad el formato, pues cuenta con muchos detractores.

Pablo Pasapalabra
Pablo alcanzó los 200 programas en Pasapalabra

La estrategia de Pablo en Pasapalabra que aburre a los espectadores

En esta ocasión, las redes sociales han criticado que Pablo siempre comienza los roscos con una primera vuelta en la que decide no responder a varias preguntas. De esta forma, se reserva gran cantidad de tiempo para la segunda, de modo que puede decir las respuestas mucho más rápido.

Algo que desespera a los seguidores del concurso, que consideran que el rosco final se vuelve muy aburrido cuando debería ser lo más interesante del concurso. Es por eso que los espectadores tienen a Javier Dávila como favorito, pues no utiliza esta estrategia.

Javier Dávila, el favorito para los espectadores de Pasapalabra

Como hemos comentado anteriormente, Pablo es uno de los concursantes con más detractores de la historia de Pasapalabra. Esta situación ha convertido a Javier Dávila, y también a antiguos contrincantes como Nacho, Luis o Marta, en favoritos para la audiencia.

Sin embargo, y a pesar de contar con el favor de los espectadores, lo cierto es que el gran favorito para ganar el bote del programa sigue siendo Pablo. No obstante, por el momento no parece que esto vaya a suceder, puesto que aún no lo han promocionado, como sí lo hicieron en otras ocasiones.

Bosé Évole