La cajera de Mercadona de mediana edad que llama cariño a los clientes

La cadena de supermercados vuelve a generar debate en redes sociales

En los últimos días, Mercadona ha sido tendencia en redes sociales por los uniformes que llevan sus empleados. Pero ahora la situación se ha centrado en la cajera promedio de la cadena de supermercados, la cual puede crear fuertes vínculos con el cliente o provocar el rechazo total de estos. Algo que ha generado un debate en redes sociales, donde muchos clientes han comentado esta situación.

Lo cierto es que es una situación que no solo se da en Mercadona, sino también en muchas otras cadenas de supermercados. No obstante, Mercadona lleva años siendo líder en el sector, de modo que los consumidores identifican a este tipo de cajera con la empresa de Juan Roig. Una empresa que, en los últimos meses, no ha parado de acumular críticas por el encarecimiento sin control de sus productos.

cajera Mercadona
Las cajeras de Mercadona se vuelven tendencia en redes sociales

La cajera promedio de Mercadona que conquista a los clientes

Según ha comentado ahora un usuario en redes sociales, Mercadona cuenta con un tipo de cajera de mediana edad que llama cariño a los clientes. No es un caso aislado, pues son muchos los clientes que aseguran haber vivido esta situación. Y es que uno de los objetivos de las grandes cadenas de supermercados es fidelizar con los clientes para que sigan realizando las compras con ellos.

De hecho, esta situación para muchos no es desagradable, pues acaban creando un vínculo con la cajera del supermercado al que acuden habitualmente. Es por eso que cada vez son más los clientes que prefieren tener este tipo de trato a tener un trato distante con ellas, pues es probable que semana tras semana se encuentren con ella a la hora de realizar las compras y prefieren tener este tipo de relación.

El rechazo de los clientes de Mercadona

No obstante, también hay muchos clientes a los que no les gusta nada este trato. Y es que consideran que en ocasiones las cajeras se pasan de simpática, pudiendo provocar equívocos. Una situación que no quieren provocar las empresas, pues sabe que para su buen funcionamiento a largo plazo lo mejor es que los clientes sigan acudiendo a ellos, evitando que caigan en la competencia.

Es por eso que muchos recomiendan que las empleadas que atienden a clientes no pueden atravesar ciertas líneas, pues es mejor no provocar el rechazo de los clientes, pues no se sabe como pueden reaccionar. Pese a esto, son muchas las cajeras de Mercadona que tienen este comportamiento. Un comportamiento que no es malo en absoluto, pero que no gusta a algunos clientes.

sandalias pala refresh