La carambola que puede llevar al Betis a Marco Asensio

El jugador balear puede acabar vistiendo la elástica verdiblanca

Marco Asensio sigue decidido a no renovar por el Real Madrid y el Betis es otra de las opciones que aparece sobre la mesa. Porque en esto del fútbol hay situaciones que parecen inevitables. Por un lado en el Real Madrid cada vez hay menos garantías con el rendimiento del mallorquín. Y por otro el Betis tiene que hacer una venta importante.

Hubo un tiempo en que sonaba William Carvalho como gran venta del Betis tras el rush final de temporada. También se ha hablado mucho de la posible salida de Guido Rodríguez, pero tampoco se ha terminado de concretar nada. Continúa el mercado y los fichajes que se esperaban no se pueden cerrar.

Betis Fekir
El Betis podría verse obligado a soltar a Fekir

Se atora la operación salida

Se ha hablado muchísimo de Dani Ceballos o de Isco Alarcón. Y en las últimas semanas parece que Aouar se ha puesto a tiro. También aparece en la lista un Januzaj que sigue sin equipo tras abandonar la Real Sociedad. Pero el Betis, a día de hoy, tiene un problema grave.

Para poder fichar debe dejar salir antes. Y en ese escenario, aunque nadie lo quiere, cada día que pasa está más cerca que se empiece a plantear escuchar alguna oferta por Nabil Fekir. Nadie quiere vender a su gran estrella, pero a este paso el Betis sabe que es el único jugador por el que se generaría rápidamente el espacio salarial necesario.

Asensio una opción más para el Betis

Y es en ese punto donde Marco Asensio podría recalar en el Betis. Es decir, se debe producir una carambola muy grande. Primero que el Betis no consiga cerrar ninguna venta. Y que los fichajes se retrasen mucho. Pero si se termina por vender a Fekir, ahí Asensio sería un recambio de lujo.

Porque el vertiginoso ataque de Pellegrini le va como anillo al dedo al jugador mallorquín. Solo hay que correr, con espacios y tirar muchas veces a puerta. Un escenario donde Marco Asensio podría explotar sus dos principales virtudes: la velocidad y el disparo desde larga-media distancia.

Barcelona Real Madrid