La Champions marca el futuro de Simenone en el Atlético

De no conseguir los objetivos, la directiva ya le tendría remplazo

Si algo lastima a los entrenadores de fútbol es no alcanzar los objetivos trazados al comienzo de una temporada. Y en ese orden de ideas hay uno que no la viene pasando bien, Diego Pablo Simeone, estratega del colchonero, del Atlético de Madrid. Su directiva viene manejando tras bambalinas un tema y es referente a su continuidad, soportada grandemente en el choque contra el Liverpool la semana que viene.

De tantos temas tratados y entendiendo que el presente no es el mejor, todo se ha limitado a lo que pueda ser su actuación en la máxima competencia de clubes de Europa. Los encargados le han exigido como mínimo meterse en semis, así como en LaLiga lograr un cupo directo a la siguiente edición que de momento está consiguiendo aunque no de la forma en que quisiera.

Diego Simeone

La primera parte de la tarea está hecha, le han ganado en condición de local al campeón, no dejándole desplegar su fútbol y sacando el arco en cero. Un verdadero hecho que los ha puesto a celebrar en el vestuario como si se tratase de un título, algo que no ha pasado desapercibido para ninguno de los que cubren a los del Wanda este torneo.

Bordalás está a la espera

De no lograr lo que se le ha pedido, Cerezo ya tiene clara la dirección a la que debe apuntar, destituir al argentino y darle paso a la revelación de España, José Bordalás, entrenador del Getafe. Esta temporada ha desplegado un rendimiento superlativo, tiene a los azulones en la tercera casilla, clasificados a Champions y con un alto espíritu competitivo.

De hecho también se baten en la Europa League y ese es un valor muy a resaltar. No es un entrenador que priorice la tenencia, pero si es muy práctico, muy fiel al estilo y filosofía del club. Sus resultados son y han sido muy buenos, lo que hace pensar que el periodo de adaptación podría ser el indicado. Y nadie hoy en día es ajeno a este suceso.

Bordalás

En cuanto a Simeone las cosas están claras, sigue trabajando pero con la amenaza tocando su puerta. Entiende que sus mejores años al mando del equipo han pasado, y no descarta el hecho que le tienen cerca de un gran club en el continente. Dicen que el Bayern Múnich lo quiere, y estaría dispuesto a lanzarle una oferta sensacional en el verano. Lo veremos.

Síguenos en google news

Temas:
¿Quieres compartir esta noticia?
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on telegram