La compra de Daniel Carriço se mantiene en un segundo plano

Daniel Carriço se siente feliz en el Sevilla. Foto: Agencias

Daniel Carriço está pasando por un buen momento en la entidad del Nervión. Aunque el club no haya abonado la opción de compra que tiene establecida con el Reading, por las situaciones vividas en estos últimos días, tras la dimisión de José Maria Del Nido como presidente, por el caso ‘minutas’, está siendo el central portugués, uno de los más importantes para Unai Emery, preparador vasco del Sevilla.

El buen rendimiento mostrado en el centro del campo y, con la grave lesión de Nicolás Pareja, han hecho que el defensa haya tenido que estar más en la zaga que no en la sala de máquinas, posición que le solía colocar Emery. El Sevilla lo quiere, y Carriço quiere quedarse, pero el conjunto deberá de poner al Reading, 700.000€ si quiere tenerlo entre sus filas. Otra de las cosas que se mantiene en un segundo plano, es la renovación de Ivan Rakitic, cuyo contrato termina en 2015, y el club sevillista quiere tenerlo atado sí o sí.

obligaciones Laporta