La epopeya de la Orden Teutónica

En 1224 se hizo realidad el sueño de unos caballeros germanos. El buen hacer de su cuarto gran maestre, Hermann von Salza, logró que el papa les cediera unos territorios para que los gobernasen. Su autoridad perduró hasta el siglo XVI, pero su influencia se sigue notando hoy, 400 años después de la caída de Konigsberg. Esta es su historia.
Kang In Lee