La fibra de Vodafone aparece y desaparece al mismo tiempo

Un cliente de la compañía denuncia el poco tacto y responsabilidad del operador a la hora de instalar el paquete completo

A partir de las distintas incorporaciones de líneas de internet y fibra hacia nuestras casas, son muchas las veces que los clientes han visto cómo las instalaciones o coberturas de estas se dan grandes caos de buenas magnitudes. Es lo que ha pasado esta vez, de nuevo, con la de Vodafone.

Y es que un cliente no ha duidado en denunciar desde las redes sociales que su línea de internet con Vodafone está llegando a unos máximos del límite de paciencia, como es normal, por lo que ha querido explicar detalladamente su caso ante el servicio de atención al cliente de la compañía de Vodafone.

Vodafone
Vodafone ha vuelto a verse salpicada por un caso de inoperancia

Operadores como Vodafone parecen hablar un idioma diferente al de sus usuarios

El motivo de ello es la falta no solo de atención de la compañía, sino las pocas ayudas, facilidades y oportunidades que muestran ante las dificultades de los usuarios. Es así que, como viene siendo normal, los plazos de instalación de Vodafone suelen ser un tanto tediosos para los clientes.

Y en ocasión se ha vuelto a demostrar. Porque, pese a lo que pueda parecer, algunos operadores como es su caso parecen hablar un idioma diferente al de sus usuarios. Así, términos como “para siempre” no significan lo mismo para ambas partes. Ni mucho menos “de inmediato”, o casos similares. Con todo vemos a un denunciante que no ha dudado en reclamar la pobre atención.

Donde, a raíz de una “gran oferta” por su parte de instalar el paquete al completo (internet, móvil y televisión) como intenta subrayar el usuario en Twitter, a la hora de hacer la instalación del decodificador a casa, explica que el instalador puso grandes pegas. Algo que le sorprendió mucho, como explicó.

Vodafone
Le comunicaron que Vodafone no podía realizar la instalación

Explica que instalador no puede establecer la cobertura

“El instalador dice que no se puede instalar porque es muy complicado y se larga. Sorprendido, voy a preguntar a la tienda. Aquí ocurre la primera cosa extraña”, manifiesta. “Dice que no se puede instalar porque es muy complicado y se larga. Sorprendido, voy a preguntar a la tienda”. Allí prosigue para entender que le comunicaron que no se podía realizar la instalación… ¡días más tarde!

“Llamo a atención al cliente, donde lo único que hacen es decirme que reporte una incidencia, lo cual hago. Después de cuatro días, otra llamada a atención al cliente y otros cuatro días después, sigo en las mismas”, manifiesta, donde termina para comunicar que el consumo de las líneas de móvil se lo cobran, pese a no tener ningún resultado. Pese a ello, Vodafone a día de hoy sigue sin darle una respuesta al respecto.

espías Marruecos