La FIFA mandó repetir en 2006 un partido por un error técnico grave del árbitro