La foto de Raúl que indigna al madridismo