La guerra entre el Oporto y el Atlético de Madrid dura ya 26 años

Atlético de Madrid-Oporto, partidos con mucha tensión. Agencias

Uno de los casos más famosos entre el Atlético y el Oporto fue el fichaje de Futre en 1987. Jesús Gil fichó a Futre. El extremo portugués era una de los mejores jugadores del continente. El portugués venía después de haber ganado la Copa de Europa con el Oporto y aterrizaba en el Manzanares sólo justo dos días antes de que se produjeran los éxitos. Fue una gestión relámpago ya que el Inter también estaba detrás del jugador, y la rapidez era clave para poder fichar al jugador.

Jesús Gil desembolsó 400 millones de pesetas al Oporto por su crack y le puso un salario de 110 millones al jugador, además de un porsche amarillo con que el regresó a su país natal, ya que aún tenía que recoger sus pertenencias personales. No sólo ha sido Futre un jugador birlado, sino también dos jugadores muy apreciados para la afición de O Dragao: Assunçao se acogió a la sentencia Webster para salir por sólo 600.000 euros y Radamel Falcao, por quien el Atleti pagó 45 millones de euros.

Sergio Ramos