La guinda de Arechabaleta para ganar las elecciones del Athletic

El candidato a presidente tiene muy definido su plan para hacer grande al conjunto vasco

Iñaki Arechabaleta tiene entre ceja y ceja devolver el Athletic campeón. Para ello no va a escatimar en recursos, ya sea fichajes importantes y confianza en profesionales para que cara área del club funcione como un reloj. En ese plan, hay fichajes muy ambiciosos.

Ya hemos hablado de los dos grandes objetivos de Arechabaleta para comandar el Athletic. Quiere a Valverde de entrenador y al Loco Bielsa de responsable de Lezama. Pretenden instaurar un modelo de juego en todas las categorías inferiores para que los futbolistas que lleguen al primer equipo estén mucho más preparados.

Julen Jon Guerrero
Julen Jon Guerrero podría ser el nuevo fichaje anunciado por el Athletic Club

Arechabaleta quiere a los mejores en el Athletic

Ya explicamos que Iñaki Arechabaleta trabaja en fichajes de la talla de Marcelo Bielsa y Ernesto Valverde. Sus asesores deportivos creen que la pareja que pueden formar supondría una baza electoral para llegar a Ibaigane. Valverde sería el entrenador del primer equipo y Bielsa el jefe absoluto de Lezama.

Recordemos cómo se fraguó la salida de Bielsa del Athletic y cómo quiso transformar desde la base. Bielsa quedó enamorado de la filosofía del Athletic desde un primer momento. El argentino es un obseso del fútbol formativo y de educar a los futbolistas en valores para después poder competir al máximo nivel. Algo que atrae y mucho a Arechabaleta.

Arechabaleta también quiere jugadores diferenciales en el Athletic

Pero no todo va a ser organización y plan de juego. En el terreno de juego deciden los jugadores y Arechabaleta quiere que los mejores jueguen en el Athletic. Un entrenador y un director de cantera son indispensables, pero ellos no pueden generar el fútbol necesario para ganar.

Se necesitan cracks, sobre todo de medio campo en adelante. Sancet y Muniain necesitan más socios de primer nivel. En esa línea, Iñaki Arechabaleta está moviendo hilos para intentar convencer a Julen Jon Guerrero. El hijo del mítico capitán del Athletic triunfa en las categorías inferiores del Real Madrid.

Arechavaleta rival durísimo de Barkala para presidir el Athletic

Sectores muy influyentes en el Athletic se estarían moviendo para que Ricardo Barkala Zumelzu lidere una candidatura única en las elecciones. Pretenden que sea una candidatura de consenso, a la que se agarren todas las vertientes ideológicas que fracturan el club cada vez que hay comicios.

La estrategia está muy clara. Por un lado, evitar que haya elecciones y sobre todo evitar sus consecuencias. Porque cada vez que hay elecciones en el Athletic, se produce una inevitable fractura social entre seguidores de un bando y de otro. Al final el perjudicado es el propio Athletic.

Athletic Bilbao
La afición del Athletic Bilbao espera nuevo dueño en Ibaigane

Un perfil que se asemeja al de Urrutia

Se pretende evitar con la candidatura de consenso de Barkala que un presidente llegue al Athletic con opositores desde el primer día. Algo que ocurría con Macua o con el propio Elizegi, al no ser de la cuerda de Urrutia. Se entiende que la posición de Barkala en Bilbao ayudaría muchísimo a que los pro Urrutia y los anti Urrutia remen en la misma dirección.

No hay que olvidar tampoco el hecho de que, por mucho que nos digan que va a terminar, la pandemia sigue de plena actualidad. Un proceso electoral con lo que ello conlleva, en plena pandemia, tampoco permite que se desarrolle en las mejores condiciones.

Barkala por la unidad del Athletic

¿Por qué Barkala en una candidatura única en el Athletic? Muy sencillo. El el máximo responsable de El Puerto de Bilbao y un miembro reputadísimo del PNV. Por lo tanto, tiene los contactos y la posición social que necesita un presidente del Athletic. Y, además, es muy del Athletic.

Los promotores de la plancha creen que el perfil de Barkala es el idóneo para tratar de aglutinar en torno a su figura a representantes de las distintas sensibilidades del Athletic. Habrá que esperar cómo toma cuerpo esta idea. Las elecciones son el próximo verano y de aquí en adelante los movimientos no dejarán de sucederse.

Chelsea Kepa