La hora de La 1 saca tajada al bajón de Espejo Público en verano

Un análisis ha sido la manera perfecta para conocer el índice de audiencias

El verano siempre es una época de menor consumo televisivo, y en la que la actualidad parece detenerse o reducirse en gran medida. Y los que más acusan esa relajación son los magazines diarios, que se quedan sin su principal materia prima y necesitan reinventarse, como el caso La hora de La 1.

Mientras los concursos o las series por ejemplo pueden seguir emitiéndose como habitualmente y no les afecta el periodo estival, las cadenas reestructuran sus magacines matinales durante el verano, con cambios de nombres y de presentadores. Así mantienen el pulso informativo, aunque sea menor, hacen que el espectador no pierda ese hábito.

Sussana Griso
Espejo Público ha tenido un gran bajón de audiencia

Las mañanas de Telecinco ha sido liderado por la producción de Joaquín Prat

Aunque esos cambios se produjeron en distintas fechas, tiene sentido hacer un repaso a las audiencias de todos ellos para saber cómo les ha sentado el calor. Y en resumen, así han evolucionado sus resultados comparándolos con lo que promediaban desde el inicio de la temporada en septiembre, gracias a unas cifras.

El programa del verano, con Joaquín Prat, se mantiene cómodamente en el liderazgo de las mañanas en Telecinco con un destacado promedio del 16.1% de cuota de pantalla y 424.000 espectadores, la mejor aportación diaria a la cadena durante su crisis. Sin embargo, supone un descenso de 2,5 puntos.

Los presentadores de La hora de La 1 han logrado mantenerse juntos desde el principio

Espejo Público Verano, presentado por Lorena González también se mantiene en Antena 3 como segunda opción favorita con un promedio del 12.3% de cuota y 316.000 espectadores. Aunque no por liderar, sí puede alegrarse porque supone menos pérdida que la que sufre su gran rival en Telecinco.

La hora de La 1 se beneficia de tener el rendimiento de audiencias más bajo de sus competidores y también de que sus presentadores se han mantenido más tiempo. Sin la presentadora, el programa promedió un 6.9% de cuota y 184.000 espectadores, un descenso de 1,5 puntos respecto a su media de temporada.

Masterchef aspirante