En la jornada del pasado sábado, comentábamos que Rubén Castro se estaba cuestionando enormemente su continuidad en el Real Betis Balompié. El motivo clave sería la enorme competencia que puede haber en la delantera la próxima campaña. Al fichaje de Sergio León se le sumará, casi con total seguridad, el de otro delantero, ya que la posible marcha de Castro dejaría una vacante que Quique Setién querría ver completada.

Ruben Castro / Agencias

Para satisfacer la misma, el Real Betis afrontaría la contratación de Nouha Dicko. El delantero del Wolverhampton es una de las grandes promesas del fútbol africano. Dicko tiene características muy concretas en su juego, como son la velocidad y el gol. La pasada temporada, anotó seis goles en un equipo que no realizó una buena campaña en líneas generales, pero su proyección apunta lejos. Su fichaje se cerraría en 1,5 millones de euros, cantidad que supone una inversión interesante de cara al futuro para el cuadro verdiblanco.