La insólita solución de Netflix al escándalo de El Juego del Calamar

La popularidad de la serie coreana ha hecho un total infierno la vida de una persona del común

El boom mediático que ha ocasionado la serie de Netflix, El Juego del Calamar, ha retumbado en todo el planeta, e incluso donde no está presente la plataforma digital. En toda la internet se habla de la popular historia coreana, que ha tenido cifras de audiencia extremadamente altas. La compañía de streaming ya anunció que está en la creación de su segunda temporada.

Lo que para todos parece una historia bastante entretenida, para otros pocos ha sido un infierno, en especial para un hombre de 40 años, residente de Corea del Sur. El ciudadano asiático asegura que a su teléfono personal le han llegado cientos de llamadas de personas, preguntando por como participar en el ficticio concurso que se muestra en la serie. Pero ¿Cómo es esto posible?

juego calamar Netflix
Esta es la tarjeta que aparece en la serie, y que en su respaldo tiene el popular número.

El gravísimo error que cometieron en El Juego del Calamar y que podría afectar a Netflix

En la ficción coreana se muestra que sus personajes actúan en un tétrico concurso, donde además de ser expuestos a la humillación pública, pueden salir muertos. En una de las tarjetas, aparece un número de teléfono, donde la gente en la vida real, ha llamado por curiosidad. Resulta que esta línea telefónica si existe, y pertenece a un ciudadano en Corea, que ya está cansado de que lo llamen las 24 horas del día.

Es tanto el furor de la serie, que el hombre recibe llamadas a toda hora del día, incluso hasta agotar la batería de su teléfono. Netflix ya conoce el caso y ha decido actuar de inmediato, antes que reciba una demanda del ciudadano. La producción de la serie editará el número que allí aparece, pero esta vez se encargarán de investigar que no pertenezca a ninguna línea vigente.

Otro de los polémicos casos referentes al Juego del Calamar, que ha metido en un lio gordo a Netflix

El curioso caso del hombre coreano y su teléfono, no es el único por el que Netflix está en el escarnio público. En el mismo país asiático, una compañía de internet llamada SK Broadband, ha interpuesto una demanda a la plataforma de streaming, porque aseguran que desde que la serie se empezó a emitir, han tenido un uso excesivo de la red, ocasionando algunas fallas.

Aunque la compañía estadounidense calificó la demanda como carente de argumentos, emitió un comunicado para dejar todo claro. En ella especifican que emitir un recargo por el empleo de Internet viola la neutralidad de la red. La empresa coreana de comunicaciones aún no se pronuncia ante al respuesta que ha dado Netflix a su problema.

Antonio Recio avecina