La jubilación perfecta de Jupp Heynckes

Seguramente Jupp Heynckes pensó que sólo le podía pasar una vez en la vida. En 1998, cuando condujo al Real Madrid a conquistar la Copa de Europa 32 años después, no tuvo la ocasión de defender título. Pesó más la gestión del vestuario que los resultados deportivos y el presidente, Lorenzo Sanz, decidió prescindir de sus servicios.

Quince años después, la historia se repite. El Bayern ha conquistado en Wembley la quinta Copa de Europa de su historia y el veterano técnico, de 68 años, tendrá que decir adiós al banquillo. Esta vez el club ha decidido apostar por un entrenador más joven, Pep Guardiola, al que Heynckes lega un equipo campeón de Liga y Champions. Eso, sin tener en cuenta que dentro de unos días debe disputar la final de la Copa alemana, ante el Stuttgart.

“¡Jupp, Jupp, Jupp!”, gritaba la afición del Bayern mientras Heynckes levantaba el trofeo, primero en el palco del estadio londinense y más tarde sobre el césped, donde sus jugadores le cedieron todo el protagonismo en los primeros compases de la celebración. Pocas jubilaciones han sido tan dulces. Y más aún si, como en este caso, han sido impuestas. De todos modos, él no descarta seguir.

¿Quieres compartir la noticia?
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on facebook
Ultimas noticias en Elgodigital
Horóscopo de Capricornio, hoy martes 22 de septiembre de 2020
Futuro negro en Pasapalabra con plan oculto de Pablo
Apoteosis final en Servir y proteger pasa factura a Alicia Ocaña