La jugarreta de El Precio Justo al jugar con las esperanzas de Chris

El concursante ha estado a punto de ganar el premio, ya que además contaba con un amplio margen en el escaparate final

En el día de ayer, el concursante que consiguió superar todas las pruebas de El Precio Justo hasta llegar al escaparate final fue Chris. Sin embargo, en la prueba decisiva del programa no tuvo tanta suerte, puesto que acabó cayendo pese a tener una gran ventaja.

Esa gran ventaja era el margen de error que proporciona el programa. Un margen de error que fue muy elevado, pero no suficiente para que el concursante consiguiera ganar el escaparate final, algo que sí hizo Luismi antes de ayer, consiguiendo 25.720 euros.

Precio Justo Chris
Chris estuvo a punto de ganar el escaparate final

El escaparate que se le ha escapado a Chris en El Precio Justo

En esta ocasión, El Precio Justo había preparado un escaparate compuesto por: una cámara reflex profesional con un objetivo, dos patinetes eléctricos con complementos, un viaje a Argentina para dos personas y un coche descapotable. Un escaparate de gran valor.

Por su parte, para facilitar la tarea de Chris, El Precio Justo le otorgó un margen de error de 2.000 euros. El segundo mayor que ofrece el concurso. Sin embargo, no fue suficiente, puesto que se quedó muy corto en el precio que dijo el concursante, que pecó de precabido.

El Precio Justo jugó con la ilusión de Chris

Su respuesta definitiva fue 24.000 euros, en la que se mantuvo pese a las recomendaciones del público. Fue entonces cuando el ‘termómetro’ de El Precio Justo comenzó a subir, pasando muy lentamente por las zonas cercanas a la cantidad que Chris había indicado.

De hecho, el propio Carlos Sobera comentó que iba muy bien, pues se veía perfectamente como se iba parando. Sin embargo, se detuvo en 29.330 euros, por lo que con los 2.000 euros de margen no fue suficiente para adivinar el valor del escaparate final, que se le escapó por muy poco.

Sobera Precio Justo