El técnico da por hecho algunas salidas contra su voluntad

El Betis es uno de los equipos que afrontará las 11 jornadas restante de la Liga Santander sin grandes objetivos. Por eso el club ya se ha puesto manos a la obra en la planificación del próximo curso y todo empezará con una millonaria operación salida de jugadores que no entran en los planes de Rubi y de otros que buscarán un nuevo reto en sus carreras.

En total el objetivo del Betis es ingresar cerca de 100 millones de euros con todas las salidas que se produzcan a lo largo del verano. Es una cantidad elevada y que permitiría al club verdiblanco acudir al mercado con garantías para afrontar otras operaciones de gran calado, aunque de momento no hay grandes nombres sobre la mesa.

Rubi Betis

Bajas confirmadas

De esta forma hay varios jugadores que ya saben que están viviendo sus últimos meses en el club bético. Los que más papeletas tienen para salir los primeros son William Carvalho y Zouhair Feddal. Por el primero se espera ingresar una cantidad que ronde los 30 millones de euros, mientras que por el central marroquí se pedirán unos 10 millones de euros.

A estos dos hay que añadirles dos titulares habituales como Loren y Mandi, ambos con ganas de probar suerte lejos del Betis. El primero renovará con una rebaja en su cláusula hasta los 30 millones de euros, mientras que el central también tiene esa cantidad de cláusula de salida pero se aceptarán ofertas por la mitad. Por la último no hay que olvidar a Fekir, que ya ha llamado la atención de grandes clubes del continente europeo.

Feddal Betis

Carvalho el primero en salir

Porque Mourinho parece haber dado el visto bueno al traspaso de Tanguy Ndombelé al club azulgrana. El mediocentro francés es un jugador que lleva varios años en la agenda del FC Barcelona y tras no poderlo fichar en su día desde el Olympique de Lyon ahora parece que sí podrán incorporarlo a cambio de 60 millones de euros.

Esto va a obligar al Tottenham a incorporar un mediocentro de sus características este verano a su plantel y tras descartar la opción de Geoffrey Kondogbia el nombre que más gusta a Mourinho es el de su compatriota William Carvalho. El Betis lo ha tasado en 30 millones de euros, cantidad que el club londinense pagará para evitar que se lo levanten.

Síguenos en Google News