El conjunto donostiarra no quiere ver a Pardo vestido de rojiblanco

El caso Remiro entre Real Sociedad y Athletic aún tiene cola. En el club vizcaíno siguen furiosos por la manera en la que sus vecinos llevaron toda la operación. Tanto es así que quieren tomarse la revancha incorporando a un jugador del club donostiarra a coste cero, algo que desde San Sebastián quieren evitar a toda costa.

El elegido en este caso no es otro que Rubén Pardo. Sin minutos a las órdenes de Alguacil el Athletic pretende aprovechar su situación contractual para cerrar un acuerdo como agente libre de cara a la próxima temporada. Pero los planes de la Real Sociedad son diferentes, ya que no quieren ni oír hablar de esta posibilidad.

Remiro Real Sociedad

A pesar de que Pardo no esté entrando en los planes del técnico realista no quieren volver a ver a un jugador suyo cogiendo un camino que años antes ya han cogido futbolistas como Iñigo Martínez y otros tantos. Por eso se ofrecerá la renovación al centrocampista riojano aun con el riesgo de que vaya a seguir con un rol marginal.

La Real Sociedad está dispuesta a hipotecar su futuro para evitar que Pardo vista la camiseta del Athletic. Se quiere evitar a toda costa esta operación. Por su parte el conjunto vizcaíno espera sentarse con el jugador a partir del 1 de enero y poner las primeras bases de cara a una negociación. Para que todo este tema va para largo y no se va a resolver en las próximas semanas-

Barrenetxea por Januzaj

Pardo Real Sociedad

La Real Sociedad volvió a la senda de la victoria tras varios pinchazos de manera consecutiva y lo hizo a lo grande con un triunfo contundente en el derbi guipuzcoano ante el Eibar. Los de Alguacil fueron muy eficaces de cara a puerta y derrotaron a sus vecinos por un 4-1, que dejó en esos momentos a los de Alguacil en posiciones de Champions League.

El choque sirvió para recuperar la mejor versión de algunos jugadores que en las últimas semanas habían perdido protagonismo, pero también para volver a ver los 90 minutos a Januzaj en el banquillo. El belga juega a cuentagotas y ante el Eibar incluso tuvo minutos el joven Barrenetxea por delantero suyo, lo que vuelve a dejar claro que no es una pieza importante en la plantilla de Alguacil. Una situación que se volvió a repetir esta semana ante el Valladolid.