La mala pata de Mourinho pone en bandeja un fichaje estrella para el Real Madrid

El verano pasado fue especialmente movido en las oficinas del Manchester United. El conjunto inglés cerró los fichajes de Paul Pogba y otros tantos jugadores de primer nivel, todos ellos peticiones del entrenador portugués. Mourinho reiteró a la directiva en más de una ocasión que Pogba era un fichaje prioritario, hasta el punto de superar los Red Devils la barrera de los 100 millones de euros para cerrar al internacional francés. Las prisas y las duras negociaciones arrojaron a un gran vencedor: Mino Raiola.

José Mourinho / Agencias

El polémico agente del futbolista francés hizo tanto de agente del jugador como de propio representante de los clubes. Algo que está terminantemente prohibido en Inglaterra. Dicha razón es la causa de que la FIFA esté estudiando las irregularidades del posible traspaso, hasta el punto de poder poner una gran multa al United. Para evitar, relativamente, este hecho. El club inglés se plantearía la opción de vender al futbolista en el próximo mercado estival a un precio muy inferior al que pagasen un año atrás.

Adidas