La pancarta política en el Clásico que puede costar el cierre del Camp Nou