La radicalización de los ‘Ultra Sur’ obliga al Madrid a tomar medidas

Los ultras en acción. Imagen: Agencias

El pasado sábado frente a la Real Sociedad el fondo sur del Santiago Bernabéu lucía un aspecto bastante más pobre que de costumbre. Todo porque el Real Madrid prohibió la entrada al estadio de unos 200 ultras, después de que dentro del grupo conocido como ‘Ultra Sur’ haya nacido una nueva facción más radical y más cercana a la extrema derecha de lo que ya lo son mayoría de los miembros.

Hasta tal punto ha llegado la radicalización de este grupo que hasta dentro de los ultras, siempre violentos y peligrosos, hay división. El Madrid no quiere que la violencia tome protagonismo en el campo después de estos años de paz y por eso les ha puesto freno, según informa El Confidencial, en lo que podría ser el principio del fin de los ultras en Madrid.

Betis goleador