La rajada de Wyoming en El Intermedio contra el disparate de la tarifa de la luz

El presentador de La Sexta se ha mostrado muy crítico con la nueva regulación y así lo ha reflejado con sus declaraciones

Pese a las buenas intenciones de la nueva regulación de la tarifa de la luz en España, el cambio se ha convertido en un disparate. Tanto que el propio Wyoming lo ha criticado en El Intermedio, donde ha sido muy duro a la hora de hablar sobre lo que supone las nuevas franjas horarias para ahorrar luz.

Con la nueva regulación aprobada por el Gobierno de España, todos aquellos ciudadanos que no estén dispuestos o no puedan amoldarse a las nuevas franjas horarias podrían sufrir un incremento en la factura. Algo que para Wyoming no tiene sentido viendo las franjas horarias.

Wyoming Intermedio
Wyoming crítica duramente la nueva tarifa de la luz

El Intermedio explicó las franjas horarias de la tarifa de la luz

Según ha explicado Sandra Sabatés en El Intermedio, el día se dividirá en tres franjas horarias. Las horas puntas y las más caras serán de 10-13 horas y de 18-21 horas. Por su parte, las horas de consumo normal serán de 8-9 horas, de 14-17 horas y de 22-23 horas.

Por último, la madrugada será el horario más barato en la tarifa de la luz así como los fines de semana y festivos nacionales, en las que todo el día será de tarifa reducida. No obstante, para poder ahorrar en la factura de la luz, habrá que adaptarse al imprudente horario de 00 a 7 horas.

Wyoming, muy crítico en El Intermedio con la nueva tarifa

El presentador de La Sexta se ha mostrado muy molesto con la nueva medida y la ha comprado con los vuelos. Según ha declarado, “es como si propone que para ahorrar no vayamos a Canarias en verano, sino a Chernóbil”. Pero no han sido sus únicas declaraciones.

También ha declarado que “nadie quiere poner una lavadora a las tres de la mañana” y que “tendremos que entregar nuestro primer hijo varón a las eléctricas si queremos poder un lavavajillas a media mañana”. Unas declaraciones que reflejan claramente su indignación.

Precio Justo Sobera