La reacción del madridismo cuando Gareth Bale volvió a saltar al campo