El entrenador de los Rojillos se ha mostrado demasiado molesto

Real Sociedad y Mirandés disputarán el encuentro válido por las semifinales vuelta de la Copa del Rey, llave que va ganando el equipo ‘txuri-urdin’ 2-1 y la cual se definirá en el estadio de Anduva en medio de mucha polémica, debido a la cantidad de encuentros que tendrá que disputar el equipo de Miranda de Ebro.

Uno de los máximos críticos de la decisión que tomó la organización es el entrenador de Mirandés Andoni Iraola, quien dejó ver su indignación por la fecha en la que le fue impuesta la previa al importante encuentro por Copa y del cual sus dirigidos tendrán dos días menos de descanso.

El calendario del equipo de Anduva tendrá tres partidos por delante, el primero de ellos, con Girona en casa y tres días después tendrá que jugar ante La Real. Por su parte, el equipo donostiarra disputará su último encuentro antes de las semifinales ante Valladolid el viernes 28 de febrero, por lo que tendrá dos días más de descanso que su rival.

Iraola, también fue enfático en que se está cometiendo una injusticia con su equipo, además criticó el hecho de que no adelantaran su partido, aquejando que no es lo mismo descansar cinco días a tres. De igual manera, aclaró que no es nada en contra de Real Sociedad, ya que el hecho pudo suceder con cualquier club.

Andoni, también destacó que este lío no tendría nada que ver entre clubes y que obedece netamente al tema de parrillas de televisión, ya que alguna vez cambiaron un partido ante Albacete una semana adelante y a Real Sociedad con Osasuna hasta dos veces. Los cambios en programación son constantes, pero no se explica por qué no lo harían en esta ocasión.