Cuadro francés dispuesto a cumplir capricho de su timonel para para la próxima temporada

La Real Sociedad hoy por hoy se encuentra en un serio dilema. Diego Llorente, deportista que juega como defensor en el equipo que dirige Imanol Alguacil, es pretendido insaciablemente por un Mónaco que quiere reforzar su plantilla en vista de las múltiples complicaciones que ha venido teniendo en esa  zona del campo, y con el cual, también se pretende cumplir el anhelo de uno de los entrenadores  que tuvo entre sus filas al español.       

El pasado mercado de invierno la Real Sociedad tuvo una oferta nada despreciable desde el principado en el último suspiro del mes para los fichajes, pero, dada la oferta tan precipitada los directivos del club decidieron declinar la transacción por 25 millones de euros aproximadamente.

Causales para declinar la operación

La Real Sociedad para el instante en que llegó la oferta tenía un plan de trabajo ya establecido en el que el central tenía y sigue teniendo un papel fundamental para el técnico del equipo, al margen de que la oferta que llegó desde Mónaco fue muy tentadora y con bastantes ceros a la derecha.

Los esfuerzos del club del principado llegaron a tal punto en que los directivos enviaron representantes directamente a hablar con el panel ejecutivo de la Real, pero, por la razón citada el club se mantuvo firme en la decisión de no dejar ir al jugador que tampoco tenía planes para dejar España.

Por otro lado, cabe señalar que dicha insistencia viene por el pedido expreso del ex seleccionador de España Robert Moreno, quien habitualmente tenía muy en cuenta a Llorente para hacer parte del equipo que afrontara los compromisos válidos por las eliminatorias.

El cuadro español  no ve con malos ojos la transferencia

Los medios franceses hoy por hoy especulan en sus publicaciones con una posible aprobación por parte de la junta directiva de la Real Sociedad que ahora ha sido persuadido con una suma alrededor de los 40 millones de euros para poder conseguir finalmente al jugador objetivo de Moreno.

Los del principado han indicado que a raíz de una posible negativa del cuadro dueño del  pase del jugador, estaría dispuesto a pagar los 50 millones de euros que el defensa  tiene como cláusula  de rescisión para que el español  pueda llegar sin ningún contratiempo una League 1 que arrancará presuntamente a finales de julio.