La SD Huesca vuelve a sus orígenes con relevo de Míchel

El actual entrenador estaría en la cuerda floja por cuenta de los malos resultados

Míchel no la pasa nada bien con el SD Huesca en LaLiga Santander, el entrenador no logra tomar el rumbo del triunfo y su puesto peligra. El club oscense es el colista de la competición y está muy lejos de salir de la zona roja del descenso, que ya empieza a preocupar. Por ello, desde la dirigente buscan soluciones.

Recordemos que en la presente temporada, SD Huesca ajusta apenas una victoria, nueve empates y siete derrotas. Es el equipo más goleado y con apenas 12 unidades no muestra ninguna mejoría. De los últimos cinco encuentros disputados, logró ganar de manera ajustada ante Alavés, perdió 3 veces y empató en una ocasión.

Míchel Valencia
Míchel no la pasa bien en SD Huesca

Míchel no logra obtener el triunfo con SD Huesca y podría ser sustituido

La situación ha comenzado a tornarse complicada, ya que la permanencia del SD Huesca es cada vez más lejana. Por ello y aunque todavía no se plantean un cambio de entrenador, si no hay resultados positivos en los próximos dos encuentros, podrían optar por buscar un nuevo líder para su proyecto. 

Alcoyano y Real Betis serán las pruebas que tendrá que superar Míchel si es que quiere permanecer en el banquillo oscense. Ante esta situación, uno de los nombres que más ha empezado a sonar es el de Joan Francesc Ferrer Sicilia, Rubi. El catalán se encuentra sin equipo luego de ser cesado del cargo en Real Betis.

Rubi es el entrenador que más suena en la dirigencia de Huesca para relevar a Míchel

Rubi ya había dirigido en el pasado al SD Huesca, en la temporada de 2017-2018, donde logró el ascenso con grandes números en Segunda. Es por ello, que de darse la llegada del entrenador, el club podría volver a sus orígenes, con un míster que imprimió un estilo en el pasado y que daría un cambio de mentalidad.

Desde la dirigencia oscense buscan un golpe de efecto en la plantilla y de esta forma luchar en el segundo tramo de la temporada. El objetivo no será otro que intentar salir de las últimas casillas y de la zona roja, algo que actualmente está a cinco puntos de distancia. Por ahora Míchel tiene confianza en que todo pueda cambiar, pero siente preocupación por su futuro.

Kenan Kodro Huesca