La Segunda hipoteca su regularidad