La Sexta Noche condenada al fracaso por impetuosidad de Ferreras y su mujer

El matrimonio líder en el canal de atresmedia provoca una oleada de críticas durante la pandemia que afectan a las audiencias

El periodismo del que presumen en La Sexta, liderado por Antonio García Ferreras y su mujer Ana Pastor ha tenido muchísimos problemas durante la pandemia. El aumento de la hostilidad, sobre todo en redes sociales, ha llegado hasta el Congreso, donde agrupaciones como Vox han pedido que no se vean programas como Al Rojo vivo de Ferreras, El Objetivo o La Sexta Noche.

Al clima hostil creado por seguidores de los partidos de ultraderecha, también hay que sumar la irrupción de Las Cosas Claras en TVE, que ha ido menguando el pastel de Ferreras. El caso es que las audiencias se han precipitado, en la mayoría de programas de La Sexta, donde únicamente va al alza Aruseros.

Ferreras y Pastor
García Ferreras junto a su mujer Ana Pastor

Ferreras y Pastor hunden a La Sexta Noche

El presentador de Al Rojo Vivo cerró hace un año con su récord anual histórico de audiencia, donde el espacio registraba entonces una subida de 1,4 puntos, situándose en el 15,2%, con cerca de 900.000 espectadores cada mañana. Antes de la pandemia era Ferreras, seguramente, el comunicador más potente.

Sin embargo, tan solo un año después, la irrupción de competencia fuerte y las malas prácticas de García Ferreras y Pastor evidencian que La Sexta ya no está entre las preferencias de los espectadores. Y La sexta Noche también ha sido arrastrada por esta influencia negativa.

Las Cosas Claras de Jesús Cintora da la puntilla

La matinal, salvo por Aruseros, que salva el honor de La Sexta, ha caído por completo. Ferreras ya no domina con tanta ferocidad. Es más, cada vez tiene menos distancia frente a sus perseguidores y desde la irrupción de Las Cosas Claras todo hace indicar que pronto ya no será el líder.

Porque son muchos los espectadores que han ido reclamando un giro en los programas del matrimonio Ferreras Pastor, sobre todo viendo que a él acuden rostros demasiado polémicos. Una perspectiva que en La Sexta conocen bien… pero que no quieren tocar. Aún así, los números no guardan demasiadas esperanzas a los de la cadena.

Risto Got Talent