¿La “suerte” del campeón?… ¡A SEMIS!… por CRISTIAN PULINA

"Suerte", siempre entrecomillado porque en el cómputo de los 180 minutos, si bien no hemos sido mejores que el PSG, tampoco hemos sido peores y además la fortuna arbitral estuvo claramente del lado francés al conseguir un 1-1 tan clamorosamente ilegal como el de la ida mediante un Ibrahimovic que reglamento en mano, no debería haber jugado."Suerte", porque por lo general, cuando el Barça no es el Barça, no suele ganar y mucho menos en la Champions donde el margen de error es tan pequeño. Fijaos si será surrealista este juego llamado fútbol, que hoy muy lejos de nuestro mejor nivel competitivo conseguimos eliminar a un equipo que realizó muchísimas más ocasiones que el Chelsea, y contra estos la temporada pasada realizando un partidazo, acabamos siendo eliminados...En la Champions influye la suerte, y esta vez ha estado de nuestra parte - como ven, yo lo reconozco, no como otros que por su caracter ventajista o simplemente por desconocimiento, intentaban convencernos de que lo del Chelsea "fue maestría" -, pero cuidado, que quien tienta a la suerte lo acaba pagando.Barça 1-1 PSG Pedro min. 71Se hablará de "messidependencia". Yo sólo la vi psicológicamente, tanto en el equipo como en Tito. Igual me equivoco - puede ser -, pero creo que fue por la ausencia de Messi en el once titular, que Tito modificó enormemente el posicionamiento base del equipo tanto en ataque como en defensa, y el resultado para nada fue positivo - al menos para mí -.Así funciono el Barça durante practicamente la totalidad de los minutos - hasta que Villa fue sustituido en el minuto 80 por Song y el Barça, como suele hacer habitualmente, ocupó todo el campo.Posiblemente Tito quiso que Villa fijara a los centrales y Fábregas tuviera libertad para maniobrar por zona de 3/4, daba esa sensación porque tuvo algunas buenas intervenciones que pudieron ser destacadas si sus disparos no se le hubieran ido muy arriba, pero más allá de conseguir 2 o 3 acciones interesantes para Fábregas, el resultado en conjunto, colectivo, considero que estuvo muy por debajo de lo habitual.Fase ofensiva desaprovechada ante un rival defensivamente mediocre.El PSG hubiera sido toda una perita en dulce para cualquiera de los tres rivales que quedan, estoy completamente convencido. Lavezzi, Ibra, Moura, Pastore y Verratti, son 5 jugadores incapacitados física y tácticamente para sostener el planteamiento deseado por Ancelotti, pero el Barça fue incapaz de superarlo.El buen Barça sale fuera y vuelve dentro. Pim, pam, pim, pam... la pelota circula a un ritmo alto porque el campo es grande, porque obligas al rival a estirarse y de haber obligado a Pastore, Moura, Verratti, Lavezzi e Ibra a correr de verdad, posiblemente el Barça hubiera goleado en la noche de hoy, pero el Barça con la fórmula ofensiva empleada esta noche, nunca encontró profundidad, y lo que era obvio y peor todavía, se rompía defensivamente tras cada pérdida.No se puede tener éxito en defensa con 6 jugadoresFábregas y Villa tenían libertad total ya que defendíamos en repliegue, y en este repliegue parecíamos exigir a Xavi que cubriera el costado diestro y ayudara a Alves... La aportación defensiva de Xavi durante todos estos años, siempre ha sido óptima en cuanto a su buen posicionamiento, no en cuanto a su fuerza y mucho menos en cuanto a resistencia, por lo que emplearle para esa labor con 33 años y teniendo grandes problemas actualmente para jugar con regularidad, tampoco me pareció acertado.A estos 3 jugadores, hay que sumar que Iniesta contó con total libertad en fase ofensiva para lanzarse al ataque, algo lógico, pues era el jugador con más talento individual para hacer la diferencia, pero claro, si te lanzas al ataque, desproteges tu espalda y en demasiadas ocasiones eso fue lo que sucedió.La lucha de Pedro - desasistido totalmente -, Busquets y la línea de 4, fue todo lo que puso el Barça. Un auténtico suicidio ante un rival de tantísimo nivel, pero por fortuna el PSG no supo aprovecharlo. Especialmente conflictivo hubiera sido si Maxwell explotara la situación de fragilidad que tenía el Barça en la banda derecha con Alves practicamente sólo. En mi opinión, de haberse asociado continuamente con Pastore, podrían habernos causado muchos problemas, pero se ve que Ancelotti no quiso arriesgar dando libertad ofensiva al brasileñoEl Barça, que casi nunca presionó arriba - porque con Pedro sólo no basta, y o entendemos esto de cara al futuro o dediquémonos a rezar nuestras mejores oraciones a ver si suena la flauta... -, estuvo abandonado a su suerte al menos 62 minutos, los que tardó Messi en entrar en el terreno de juego.Cambio anímico con la entrada de MessiComo digo, para mí la "Messidependencia" fue más anímica que táctica, ya que varios jugadores comenzaron a presionar más y mejor, parecían más despiertos tanto en ataque como en defensa, y el Barça sin mejorar demasiado, sí que mejoró lo suficiente para encerrar al PSG y comenzar a generar situaciones de peligro, entre ellas la del 1-1 donde Messi con su talento para el desborde y el pase creó más de medio gol. Villa cerca del punto de penal conseguía retener bien una pelota complicada y dejarla para el fantástico disparo de Pedro con la zurda. Sin ninguna duda, lo mejor y lo más importante en el día de hoy, un gol que, quizás jugando así no nos hace creer en ello, pero puede valer una Champions porque cada partido es distinto y mucho más cada eliminatoria.El empate llegó en el minuto 71. El Barça a partir de ahí se puso el "mono de trabajo" y supo defender la mínima ventaja con la que contaba ante un PSG que demostró estar lejos de ser un gran colectivo ya que le costaba una barbaridad quitarle la pelota a un Barça, que insisto, estuvo lejísimos de aprovechar bien las carencias defensivas del equipo de Ancelotti.Poco más que decir, quizás estamos tan bien acostumbrados que llegar a semifinales jugando tan lejos de nuestro nivel habitual propicia que no sepamos paladearlo bien en base a su verdadero valor (6 temporadas consecutivas alcanzado las semifinales de Champions) y significado (3 partidos buenos y puedes ganar una Champions...), pero también creo que en estos momentos teniendo una situación tan fabulosa - más de media Liga en el bolsillo y la Champions a 3 partidos -, un poco de autocrítica y exigencia más elevadas de lo habitual, nos podría venir bien.VAMOSCRISTIAN PULINA / eurosport
Betis gratis