La traición de Griezmann en el FC Barcelona no tiene a Messi detrás

Duro el panorama que vive el francés en su club, y no solo por lo administrativo y deportivo, sino ahora con la afición

Desde que Antoine Griezmann hace parte del FC Barcelona, ha sido sometido a todo tipo de duras pruebas, y ahora mucho más tras haberse conocido la traición mayúscula que protagoniza. Y es que el ex Atlético ha tenido que ir en contra de la corriente con todo, incluso con las estadísticas que le re cubren.

Por ese hecho, prometió hablar menos y actuar más, demostrando dentro del campo su virtud como profesional. Y a casi un año de su firma, ni lo uno ni lo otro se ha podido constatar. Al final todo se ha quedado en no más que promesas que a la postre reflejan la debilidad de su postura, y dejan mal parado el nombramiento tras varios años de caza sin rendición.

Griezmann
Ofertón del Athletic al FC Barcelona por Griezmann

Señalamientos en Twitter dejan en evidencia la traición de Griezmann con la afición en Barcelona

Cuando Griezmann prometió no hablar sino que se dedicaría a jugar, nació un esperanza. El delantero es uno de los mejores del mundo sin duda, que necesita concentración para rendir en una plantilla con altas exigencias. Sin embargo, desde entonces no ha hecho más que dirigirse a la prensa, entregando declaraciones sin sentido, argumentando sus bajones de nivel tapados con algunas excepciones internas.

Pero en lo que respecta a su trabajo no hay nada. Cada vez juega menos, y su nivel de concreción se ha casi extinguido. En la red social lo tildan de farandulero, y le invitar a enfocarse si no quiere estar en la lista negra que se emite a partir del mercado de verano. Las justificaciones no son bien recibidas, y los motivos parecen ser muy débiles.

Nadie quiere a Grizzy en Barcelona más que su propio representante

Es una realidad que nadie puede esconder, Antoine vive un momento duro, y el reflejo está en la continuidad bajo el mando de Ronald Koeman. Jugadores como Ansu Fati le ha comido la tostada, y las oportunidades que recibe parecen estar limitadas. Ahora mismo tiene un buen examen por delante con el choque en Champions, duelo que deberá entregarle un respiro sin la presencia de Messi.

El PSG sigue pendiente, le quieren y saben que existe una gran opción de llevárselo a la baja en invierno. En este punto se tendrán que definir los acuerdos, desde lo económico y lo motivacional con promesas deportivas. Esperando claro está, una mejor respuesta en el caso Neymar que sigue estando en la vara de medición más alta.

Koeman Barcelona