Cambio radical del conjunto gallego con el extremo danés conlleva una alternativa

El nuevo RC Celta topó con un Masip estelar y no pudo pasar del empate ante el Real Valladolid. Un resultado que rebajó la euforia iniciada tras golear en Villarreal. Por otro lado, el conjunto pucelano pidió explicaciones con Pione Sisto, jugador que tenía apalabrado para el mercado de invierno pero que ahora ha cambiado de estatus.

Porque tras debutar en el Camp Nou, es evidente que hasta que no se jugara el siguiente partido no se podían sacar conclusiones. Y Óscar García desde Villarreal, y ante el Valladolid también, dispuso su predilecto 4-3-3, con Pape Cheikh de pivote defensivo y Denis Suárez y Stan Lobotka de interiores, llevando el peso del juego. Arriba recuperó para la causa el desequilibrio de Pione Sisto.

Pione Sisto Celta

Y las otras dos plazas son fijas para Iago Aspas y para cuando se recupere Rafinha. Con esta disposición, Pione Sisto tuvo protagonismo, volviendo a ser ese puñal de campañas anteriores. El extremo danés ha pasado de estar en la lista de transferibles de cara al mes de enero, a engrosar la lista de intocables.

Con este nuevo Pione Sisto, en el RC Celta han tomado la decisión tajante de no abordar el fichaje de Nolito, al menos, hasta el próximo verano. Y eso repercute precisamente en un Real Valladolid que buscaba la cesión del extremo danés. Como compensación, en el RC Celta ofrecen a Iker Losada, joya de la cantera, la cesión a Pucela.