La doble cara del Real Madrid inquieta ante el Levante UD (3-2)
La doble cara del Real Madrid inquieta ante el Levante UD (3-2)
La doble cara del Real Madrid inquieta ante el Levante UD (3-2)
La doble cara del Real Madrid inquieta ante el Levante UD (3-2)
La doble cara del Real Madrid inquieta ante el Levante UD (3-2)
La doble cara del Real Madrid inquieta ante el Levante UD (3-2)
La doble cara del Real Madrid inquieta ante el Levante UD (3-2)
La doble cara del Real Madrid inquieta ante el Levante UD (3-2)
La doble cara del Real Madrid inquieta ante el Levante UD (3-2)
La doble cara del Real Madrid inquieta ante el Levante UD (3-2)
La doble cara del Real Madrid inquieta ante el Levante UD (3-2)
La doble cara del Real Madrid inquieta ante el Levante UD (3-2)
La doble cara del Real Madrid inquieta ante el Levante UD (3-2)
La doble cara del Real Madrid inquieta ante el Levante UD (3-2)
La doble cara del Real Madrid inquieta ante el Levante UD (3-2)
La doble cara del Real Madrid inquieta ante el Levante UD (3-2)
La doble cara del Real Madrid inquieta ante el Levante UD (3-2)
La doble cara del Real Madrid inquieta ante el Levante UD (3-2)
La doble cara del Real Madrid inquieta ante el Levante UD (3-2)
La doble cara del Real Madrid inquieta ante el Levante UD (3-2)

La doble cara del Real Madrid inquieta ante el Levante UD (3-2)

Treinta minutos enormes del Real Madrid no sirven para despejar las dudas ante el Levante UD

En la jornada 4 de la Liga Santander se ha celebrado en el Santiago Bernabeu el partido entre el Real Madrid y el Levante UD. El encuentro estuvo marcado por las inclemencias meteorológicas, algo que no evitó vivir un duelo vibrante y loco por momentos. El Madrid fue muy superior en la primera parte pero acabó sufriendo ante un Levante que nunca se rindió y pudo empatar en el descuento.

El Madrid llegaba al partido necesitado de los tres puntos después de dos partidos seguidos con empate. Por su parte, los de Paco López llegaba al bernabéu en cuarta posición y 6 puntos en su casillero. Zinedine Zidane optó de salida por un 4-1-4-1 con la entrada de James en lugar del lesionado Luka Modric que será baja casi segura para el partido de Champions ante el PSG. 

Gol de Benzema – Real Madrid / Levante UD

Los primeros minutos del partido estuvieron muy igualados con un Levante muy ambicioso que no dudaba en adelantar las líneas. Sin embargo, esa ambición de los granotas fue decayendo pasado el primer cuarto de hora, al mismo tiempo que el equipo dirigido por Zinedine Zidane se fue haciendo con dominio del juego. Ese dominio al principio era estéril sin apenas profundización y chocaba una y otra vez con la sólida defensa levantinista. Fruto de ese dominio madridista irían llegando las ocasiones como un tiro de Benzema que despejó de manera sensacional Aitor Fernández, muy seguro durante todo el partido. El propio Benzema fue el autor del primer gol del partido en el minuto 24 con un remate dentro del área tras una buena jugada por banda derecha entre Dani Carvajal y Lucas Vázquez. No se había recuperado aún del mazazo el levante cuando recibió el segundo, también obra del delantero francés. Era el minuto 30 y el partido era un monólogo del Madrid tanto en el juego como en el marcador frente a un rival que apenas ofrecía resistencia. Casemiro al borde del descanso pondría la puntilla al partido. O eso al menos parecía.

La afición madridista se frotaba las manos en el descanso con el partidazo que estaba haciendo su equipo. Todo funcionaba perfecto con un marcelo desequilibrante por banda izquierda, james repartiendo juego y Benzema con gran olfato goleador. Pero la segunda parte aguardaba a un invitado inesperado en Chamartín y que no había dado aún el partido por perdido. Y ese es el Levante UD de Paco López, un equipo que nunca se rinde ni cundo peor está la situación. De hecho, el equipo granota salió con mucha intensidad tras el descanso y logró recortar distancias en el marcador con gol de Borja Mayoral quien no lo celebró al estar cedido por el club blanco. Era el minuto 5 de la segunda parte y la preocupación se iba haciendo visible en el Bernabéu. Viendo esto, el técnico granota cambió el sistema y paso a la defensa de cuatro en vez de cinco como había arrancado el choque. 

El equipo de Valencia se animó a adelantar posiciones quedando expuesto en ocasiones y que podía aprovechar el madrid para sentenciar el partido. Entre el palo y un fantástico Aitor Fernández con varias intervenciones claras de gol evitaron la sentencia. A punto estuvo de costarle un disgusto al madrid ya que el gol en el minuto 75 de Melero tras un centro lateral de Campaña metía a los granotas en el partido y dejaba helado el estadio madridista que se temía ya lo peor. Sólo la entrada de Eden Hazard que se estrenaba de manera ofiacial con la camiseta blanca logró levantar los aplausos del respetable. En medio del malestar general con visibles pitos de la afición, Rubén Vezo pudo haber puesto el empate pero la intervención de Thibaut Courtois impidió que el gol subiera al marcador. 

Temas:
¿Quieres compartir esta noticia?
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on telegram

TE RECOMENDAMOS

Operación obligada del Real Zaragoza tras lesión de Poveda (es mejor)

Riqui Puig depende del Athletic para jugar en Las Palmas

Primera gran espantada en el Deportivo de la Coruña (Simeone detrás)

Chiringuito: Otro ridículo espantoso de Pipi Estrada (y sigue)

Desliz de Rosalía muestra secreto de su cuerpazo tras romper chaqueta

‘The Witcher’ desvela trampa letal que sentencia al ‘Brujo’

Drástico cambio de ‘Élite’ que indigna a Netflix (imposible creerlo)

Lola Índigo traicionada por la lencería barata (transparenta todo)

‘The Walking Dead’ pone alarma por cambio radical (adiós zombies)

Rihanna revienta vestido y todos se dan cuenta ¡Vaya pandero!

‘Vikingos’ se convierte en mayor error de HBO (Netflix prepara sorpresas)

Natti Natasha utiliza el cuero para las prendas más íntimas

‘La Casa de Papel’ desvela el misterio más oculto de Tokio (sin spoiler)

Danna Paola olvida cámaras tras salir de la ducha ¡Enseñó todo!