El conjunto ilicitano deja sin efecto el amago de reacción de los cántabros

El Elche CF dejó sin efecto la teórica revolución de Cristóbal Parralo al frente del Racing de Santander. Un choque en el que los cántabros estuvieron exactamente igual que en la etapa anterior, cometiendo los mismos errores y demostrando que el nuevo entrenador no ha cambiado absolutamente nada.

El Racing ya sabía que se enfrentaba a una de las temporadas más duras de su historia. Es cierto que la ilusión se desató en Santander al salir del infierno de la Segunda B tras cuatro temporadas larguísimas. Pero los nuevos cánones del fútbol profesional están diseñados de una manera que solo es posible sufrir.

Cristóbal

Cristóbal Parralo parecía haber activado una nueva tecla en el Racing. Los cántabros fueron superiores al CD Lugo, a pesar del empate y se convirtieron en el equipo que más veces chutó a portería de toda la jornada en la Liga Smartbank. Después, con un contundente triunfo ante el Extremadura, la ilusión había vuelto al Sardinero.

Nino destapa las vergüenzas del Racing

Pero para que el salto de calidad sea definitivo el Racing debe sí o sí, reforzar su plantilla. Porque se siguen cometiendo los mismos errores de bulto que en la etapa de Ania. Figueras y Alexis es una pareja de centrales muy veterana, con mucha experiencia. Pero que ya no están rápidos en las marcas. Un nuevo error en bloque provocó el primer tanto del partido.

El Racing volvió a adolecer de endeblez defensiva y careció en todo momento de creatividad en el centro del campo. Algo que demuestra que, más allá de la motivación del cambio de entrenador, tras tres encuentros disputados el equipo sigue exactamente igual que cuando estaba Ania. Incluso se ha vuelto a puestos de descenso.

El Elche desmontó la teoría que se había montado a un Cristóbal que prometía cambiar muchas cosas. Sin embargo, mismos errores de siempre, un Nino que a sus 38 años volvió loco a toda la defensa y una afición que sabe que el sufrimiento va a durar hasta el final de temporada. El viernes, en El Sardinero, nueva final, ante el Fuenlabrada.